Comprendiendo la variación en las apuestas: 100.000 apuestas examinadas

Apostar por los deportes requiere conocimientos en muchas áreas para ser rentable a largo plazo. Conocer sus deportes, ligas, equipos, jugadores y juegos es la parte más esencial que resulta natural para la mayoría de los apostadores. Lo mismo podría decirse de la gestión del que es tu fondo para apuestas, utilizar herramientas para su beneficio, realizar un seguimiento de sus resultados, etc. Todos son base fundamental para tener éxito, pero hay otro decisivo que a menudo se pasa por alto a pesar de su enorme impacto en nuestro éxito: la psicología.

Cómo se encuentra nuestra mente a la hora de tomar decisiones de apuestas e inversiones es un factor principal para seguir obteniendo ganancias a largo plazo. La razón principal por la que los apostadores se desvían de la estrategia proviene de nuestro tema de este artículo: varianza. Comprender qué tan comunes son las rachas buenas y malas en las apuestas deportivas es de suma importancia para cualquiera que busque llevar sus apuestas a un nivel más alto. nivel. La cruda realidad es que buscamos pequeñas ventajas, lo que significa que los resultados tendrán amplias variaciones, tanto hacia arriba como hacia abajo, incluso si nuestro valor esperado de las apuestas es rentable.

En este artículo cubriremos qué es la varianza y cómo funciona, no solo en teoría, sino en la práctica. Profundizaremos en cómo esto puede afectar nuestra toma de decisiones, tanto buenas como malas, y eventualmente veremos cómo podemos usar este conocimiento para nuestro beneficio. Como uno de los temas menos discutidos en las apuestas deportivas, esperamos brindarle una ventaja en sus futuras empresas de apuestas.

¿Qué es la varianza?

Para comprender la varianza, primero tenemos que comprender el valor esperado, o VE para abreviar. Puede leer una explicación detallada con ejemplos prácticos en nuestro artículo: "Qué es el Valor Esperado - Una Guía Completa". Para hacerlo lo más simple posible, VE es una medida de cuánto puede esperar ganar o perder en una apuesta realizada a largo plazo. El VE es útil para que los apostadores sepan si están tomando decisiones rentables a largo plazo, pero esto también tiene un inconveniente en forma de variación. Al realizar apuestas, nunca alcanzaremos el verdadero valor esperado, ya que hay elementos que pueden variar vinculados a cada apuesta. Independientemente de si bien se igualará a largo plazo, somos víctimas de la variación todo el tiempo.

Una manera fácil de entender el concepto es imaginar el lanzamiento de una moneda, donde todo es justo y uniforme, lo que significa un 50% de probabilidad de que salga cara o cruz. Hemos realizado una apuesta de 100€ a cara, con una gran cuota de 2,5. Esta apuesta tendría un beneficio esperado sorprendente de 75€ cada vez que se lanza la moneda. Si imaginamos que esta apuesta se juega 10 veces, podemos esperar una ganancia, pero no está garantizada de ninguna manera. En teoría, podríamos tener muy mala suerte y ver que las colas suben 10 veces seguidas. Esto no significa que nuestra apuesta fuera incorrecta o no rentable, simplemente fuimos víctimas de una variación negativa. Sin embargo, no se equivoque, incluso si hubiéramos ganado 10 veces seguidas, habríamos experimentado una variación, pero en el lado positivo.

En pocas palabras: la varianza es una forma de medir qué tan lejos está algo de su valor esperado, es decir, el resultado promedio. Valor en nuestro caso ser VE en nuestras apuestas. Para concluir este tema y pasar a las formas de utilizar la información para convertirse en un apostador más rentable, echemos un vistazo a un ejemplo de cómo funciona la varianza en la práctica.

Imaginemos dos apuestas diferentes con ganancias y probabilidades muy diferentes.

Apuesta # 1

Resultado #1:

  • Beneficio: - 100€
  • Probabilidad: 50%

Resultado #2:

  • Beneficio: 110€
  • Probabilidad: 50%

Valor esperado de nuestra apuesta: 5€

En este ejemplo, estamos apostando a un partido muy reñido, donde ambos equipos están exactamente igualados para ganar el juego, pero hemos encontrado una ventaja al estar un equipo ligeramente infravalorado, para las cuotas de 2.10. Lógicamente, en caso de que nuestro equipo pierda, perdemos 100€. En caso de ganar, obtendremos un beneficio de 110€. Ahora, pasemos al ejemplo #2, en el que, en cambio, apostamos por un perdedor.

Apuesta # 2

Resultado #1:

  • Beneficio: - 100€
  • Probabilidad: 80%

Resultado #2:

  • Beneficio: 425€
  • Probabilidad: 20%

Valor esperado de nuestra apuesta: 5€

En este ejemplo, apostamos por un desvalido que tiene un 20% de posibilidades de ganar, pero está infravalorado y tenemos un buen precio de 4,25. En este caso, perderemos 100€ cada vez que nuestro equipo pierda, mientras que podemos recaudar 425€ cada vez que gane.

Ambas apuestas tienen un retorno esperado de 5€ o un retorno de la inversión del 5%. La diferencia de las apuestas se puede encontrar en su variación. La primera apuesta ganará el 50% del tiempo, mientras que la segunda solo tendrá éxito el 20% del tiempo. Esto significa que la segunda apuesta tiene mucha más variación, ya que perderemos con mucha más frecuencia, pero cuando ganamos, ganaremos en grande. A largo plazo, esto creará grandes altibajos que pueden afectar en gran medida nuestros fondos y, por lo tanto, nuestras decisiones.

Es posible que haya oído hablar de la desviación estándar, que a menudo se menciona cuando se habla de la varianza. Los ejemplos anteriores resaltan el núcleo de lo que es, pero dedicaremos algún tiempo a asegurarnos de que entendemos el concepto. La desviación estándar tiene una relación directa con cómo podemos usar el conocimiento de lo que es la varianza y cómo afecta el éxito de nuestras casas de apuestas.

¿Qué es la desviación estándar?

La desviación estándar es simplemente qué tan grande podemos esperar que sea nuestra variación, en función de qué tan cambiantes son nuestras apuestas. De los ejemplos anteriores, el primer ejemplo tendría una desviación estándar algo promedio en términos de apuestas, mientras que el segundo ejemplo tendría una desviación estándar muy alta. Para visualizar cómo se ven estos diferentes escenarios y cómo impactan nuestros resultados a largo plazo, usaremos una llamada curva de campana para nuestra ayuda.

No estoy aquí para aburrirlos con ecuaciones matemáticas y números, ya que para la mayoría de los propósitos no es crucial para el tema que estamos tratando de cubrir. Esta curva de campana representaría nuestro primer ejemplo, que usa una varianza bastante promedio en su estrategia. Esto significa que nuestra probabilidad de estar dentro de pequeños márgenes de error después de, por ejemplo, 1000 apuestas es alta. Si aumentamos nuestra probabilidad de ganar las apuestas, al jugar con cuotas más pequeñas, aumentamos la confianza en que ganaremos en un período cada vez más corto.

Con más apuestas agregadas, la confianza aumenta aún más, rápidamente, por lo que el volumen de apuestas es muy importante. Para darse cuenta de números cercanos a los verdaderos, necesitamos tener un tamaño de muestra grande. Los períodos cortos de suerte o mala suerte son esencialmente inútiles para usar como métrica de éxito en las apuestas deportivas.

Si tenemos en cuenta el segundo ejemplo, con una volatilidad mucho más alta vinculada a él, la curva de campana esencialmente se dispararía, y la varianza nos obligaría a estar muy lejos del lado ganador o perdedor, incluso con un tamaño de muestra grande. Controlar nuestra variación es muy importante, ya que queremos reducir el riesgo por todos los medios posibles. Si tuviéramos que confiar en resultados de baja probabilidad como el segundo ejemplo, incluso con grandes rendimientos esperados, necesitaríamos miles y miles de apuestas para alcanzar algún tipo de confianza en los resultados. Ahora, lo bueno es que la variación PUEDE estar completamente bajo nuestro control, y podemos ajustarla como queramos cuando se nos ordene.

¿Cómo se puede controlar la varianza?

Ya hemos aprendido algunas cosas que afectan la variación de nuestros resultados de apuestas, pero enumerémoslas todas para comenzar a establecer una estrategia para usarla en nuestro beneficio. Entonces, aquí están las variables que cambian cuán grande o pequeña es nuestra varianza:

  • Valor esperado de nuestras apuestas
  • Probabilidad de que nuestras apuestas ganen
  • Número de apuestas realizadas

Para encontrar formas prácticas de usar cada uno de estos, analicemos cada factor contribuyente y cómo podemos verlos en términos de cómo afectan nuestra variación y, por lo tanto, nuestro proceso de toma de decisiones.

Valor esperado de nuestras apuestas

Puede que sea lo más obvio en esta lista, pero tener un VE alto en nuestras apuestas es la clave del éxito. Sin una ganancia esperada, no importa cómo la tuerza y la gire, no estará ganando a largo plazo. Encontrar valor se reduce a tener una buena comprensión de los deportes, las ligas y los juegos a los que está apostando. Para leer más sobre este tema, le recomiendo que lea nuestro artículo “Value Betting Explained”.

Probabilidad de que nuestras apuestas ganen

Si damos un paso atrás y consideramos nuestro ejemplo anterior de este tema, espero que la idea sea clara: si hacemos apuestas en resultados de baja probabilidad, nuestra varianza aumentará. Obviamente, lo que estamos buscando es un alto rendimiento y un bajo riesgo, pero las apuestas deportivas rara vez son tan simples al final del día. Cuando tenemos altas probabilidades, también es probable que nuestra variación aumente debido a la naturaleza de la misma. Esto no significa que debamos mantenernos alejados de las cuotas altas, SI ofrecen un rendimiento esperado muy bueno. Para reducir nuestra varianza, podemos alejarnos intencionalmente de las probabilidades más altas y centrarnos en jugadas de mayor probabilidad. En varios deportes también podemos utilizar mercados que ofrezcan apuestas con hándicap, en lugar de jugar en línea recta. De esa forma podemos utilizar el valor encontrado en un determinado objeto, pero reducir la variación de la apuesta.

La varianza es igual al riesgo y, por mucho que queramos reducirlo, tampoco debemos limitarnos a la medida en que nos estamos perdiendo grandes apuestas + VE. Este equilibrio es muy importante y nuestra gestión de fondos y nuestra estrategia de apuestas serán factores decisivos en la forma en que lo abordemos. Para obtener más información sobre cómo maximizar su bankroll, puede leer más al respecto en nuestro artículo “Cómo construir su bankroll”.

Número de apuestas realizadas

El tamaño de la muestra es el factor más importante para determinar qué tan precisos son nuestros resultados y qué tan cerca están de los números reales. Cientos de apuestas pueden parecer muchas, pero en el mundo de la varianza y el tamaño de la muestra, es realmente minúsculo. Para dar un ejemplo de cuán devastadora puede ser la variación, mostraremos un ejemplo de la probabilidad de que ocurra una mala racha en un cierto número de apuestas. Usaremos un tamaño de muestra de 1000 apuestas, con una probabilidad de ganar del 50%.

Racha perdida y probabilidad de que ocurra

  • 6 - 99,971%
  • 7 - 98,148%
  • 8 - 86,060%
  • 9 - 62,388%
  • 10 - 38,530%
  • 11 - 21,539%
  • 12 - 11,398%
  • 13 - 5,862%

Con solo mirar estos números, queda bastante claro que las malas rachas y, por lo tanto, las rachas buenas ocurren con mucha frecuencia. Incluso es muy probable que ocurran tramos largos, y esto es solo con un tamaño de muestra relativamente pequeño, considerando todo. Como hemos comentado antes, estos números aumentarían rápidamente si aumentamos nuestra varianza aún más, apostando por resultados de baja probabilidad. Para cimentar la idea, veamos otro ejemplo, pero en su lugar apostamos a resultados de probabilidad del 40%. Puede que no parezca un cambio extremo a simple vista, pero echemos un vistazo.

Racha perdida y probabilidad de que ocurra

  • 6 - 99,999%
  • 7 - 99,999%
  • 8 - 99,913%
  • 9 - 98,422%
  • 10 - 91,434%
  • 11 - 76,804%
  • 12 - 58,153%
  • 13 - 40,568%

Como puede ver, la mayor variación en nuestra selección de apuestas ha aumentado mucho nuestra probabilidad de pérdidas prolongadas. Una racha de 13 apuestas perdidas ha pasado del 5,9% al 40,5%, bastante sorprendente, ¿no? Incluso una racha de 20 derrotas consecutivas tiene un 1.4% de ocurrencia de más de 1000 apuestas realizadas con estas variables en su lugar. Estos números crecen exponencialmente a medida que aumentamos nuestra varianza y el tamaño de la muestra. ¿Reducir la varianza podría empezar a parecer una buena idea ahora mismo? Si es así, bueno.

Para reducir nuestra variación e imprevisibilidad, necesitamos aumentar el tamaño de nuestra muestra, o simplemente cuántas apuestas estamos haciendo. Por supuesto, esto debe hacerse con cuidado y, si bien es bueno diversificarse en nuevos deportes, ligas, etc., puede ser una tarea difícil. O en el peor de los casos, podría disminuir nuestro conocimiento, donde antes era bueno. De nuevo, un caso de equilibrio. Sin embargo, existe una manera fácil de diversificar y reducir nuestra varianza sin perder valor en otros frentes. Seguir los consejos de otros apostadores puede ser divertido y gratificante, siempre que se tome el tiempo para encontrar los buenos. En Betting.com tenemos cientos de apostadores que comparten sus conocimientos a diario. Puede participar de su experiencia y consejos de apuestas tanto de forma gratuita como mediante suscripciones de pago. Todo lo que necesita hacer es dirigirse a la betting tips section y empezar a navegar. Además de los beneficios de aumentar sus apuestas realizadas, también absorberá nueva información de la que aprender, o incluso reforzará el conocimiento que ya tiene.

A estas alturas debería ser obvio que se esperan rachas de mala o buena fortuna, y que necesitamos estar armados para combatirla. Nuestro objetivo siempre debe ser ser rentable a largo plazo y, como tales rachas frías se convertirán en parte de nuestra vida de apuestas, es inevitable que suceda. La clave radica en tomar decisiones informadas y lógicas independientemente. Ahora, no voy a convertir esto en una psicología básica de las apuestas deportivas, pero puedes seguir adelante y leer nuestras La Parte Psicológica De Las Apuestas: 6 Reglas De Oro , que te preparará aún más para luchar en los tiempos difíciles.

Uso de bonos y ofertas

Antes de continuar, debe destacarse que la varianza también se puede reducir por otros medios además de los que tienen un impacto directo. Bonuses and offers de las casas de apuestas son un gran ejemplo de esto, ya que simplemente te dan más margen de error. Hay muchos bonos de bienvenida excelentes que le brindarán respaldo en caso de que tenga una mala racha, y esto a su vez reduce nuestra variación general. Simplemente agregamos un cojín a lo que ya tenemos. Lo mismo puede decirse de las ofertas de apuestas deportivas que van desde apuestas gratuitas hasta mayores probabilidades o devolución de dinero en ciertos resultados. Todo esto es un gran beneficio, y con la cantidad de opciones para apostar específicamente, es algo que deberíamos aprovechar cada oportunidad que tengamos.

Simulaciones de varianza en las apuestas

Para comprender mejor el impacto que tiene la varianza en nuestros resultados de apuestas deportivas, ahora veremos más simulaciones. Esta vez no en vista de rachas buenas/malas, sino en forma de un período de apuestas realista y el efecto general.

Para hacer las simulaciones, asumiremos que todas las apuestas se realizan con una cuota de 3,50. Cada apuesta tendrá una expectativa de ganancia del 10%. Asumiremos que colocamos 100 apuestas en el transcurso de una temporada de fútbol.

Entonces, ¿cuáles son las posibilidades de tener una temporada ganadora o perdedora basada en realizar 100 apuestas con una cuota de 3.50 con una expectativa de ganancias del 10%?

Basado en simulaciones que cubren 100 temporadas, el retorno de la inversión en cada temporada se muestra a continuación:

simulation-table

El mejor año de los 100 arrojó un beneficio del 61%. El peor año de cada 100 mostró una pérdida del 30%.

Resumiremos la tabla en un formato un poco más fácil de seguir:

simulation-table

A pesar de realizar todas las apuestas con una expectativa de ganancias del 10%, es probable que solo ganemos dinero en tres temporadas de cada cuatro. El mejor de los casos muestra que en 26 de las 100 temporadas es probable que obtengamos un beneficio del 20% o más, aunque solo tengamos una ventaja del 10%.

Queríamos enumerar los detalles de 100 temporadas individuales, ya que creemos que la tabla es muy poderosa. Sin embargo, aunque 100 temporadas pueden parecer un largo período de tiempo, queremos obtener una imagen más precisa. Ahora ampliaremos las pruebas a 1.000 temporadas:

simulation-table

Resumen de las simulaciones de variación de apuestas

Ahora pondremos esa información en una tabla un poco más fácil de seguir:

simulation-table

  • Aproximadamente una temporada de cada diez proporcionará una ganancia del 33% o más.
  • Aproximadamente cuatro temporadas de cada diez obtendrán un beneficio del 15% o más.
  • Existe un 50% de probabilidad de que las ganancias sean del 10% o más.
  • Existe una posibilidad entre cuatro de que tengamos pérdidas.
  • Existe una posibilidad entre diez de que las pérdidas superen el 10%.

Las posibilidades de perder pueden ser más altas de lo que esperaba, pero esto se debe fundamentalmente al número relativamente bajo de apuestas por temporada. Si el número de apuestas hubiera sido de 200 por temporada, las posibilidades de perder serían menores.

  • Las cifras muestran que es probable que se obtengan ganancias en 73 temporadas de cada 100.

Estos números muestran que incluso cuando se apuesta con las cuotas a su favor, ganar a corto plazo no es inevitable. Siempre hay un porcentaje de probabilidad de que suceda algo bueno (ganar) o malo (perder).

Incluso cuando es más probable que ocurra ganar que perder, nunca se puede dar por sentado ganar. Por eso saber manejar los fondos para las apuestas es tan importante. Es importante que este fondo tenga posibilidad de mantenerse incluso en los momentos donde los resultados de las apuestas no son positivos.

Para concluir este artículo, veremos los peligros de saber cómo funciona la varianza en el mundo de las apuestas. Puede sonar tonto, pero existen.

Los peligros de la variación

Comprender la variación en lo que respecta a las apuestas deportivas es crucial para el éxito, pero también tiene algunos inconvenientes, o más bien, algunos peligros. Esto puede ser cierto tanto al ganar como al perder. Echemos un vistazo a lo que no se debe hacer al usar la varianza al apostar en deportes.

Al ganar

Cuando estamos en una buena racha y las victorias están llegando, nunca debemos permitirnos confiar demasiado en nuestra capacidad. La cruda y fría verdad es que a menudo se trata de una ilusión, debido a la variación positiva. Esto a menudo se pasa por alto y, en cambio, damos crédito a nuestra propia capacidad por ser apostadores increíbles con predicciones infalibles.

Puede sonar como aguafiestas, pero realmente es importante poder identificar nuestras rachas también. Al hacerlo, nos mantenemos alerta y seguimos investigando y trabajando como deberíamos. Es muy fácil relajarse y olvidar los fundamentos por los que trabajamos tan duro cuando las cosas se vuelven demasiado fáciles. No te estoy diciendo que no disfrutes el momento y que te sientas orgulloso luego de haber trabajado arduamente y logrado resultados positivos. Sin embargo, siempre tenga en cuenta que la variación va en ambos sentidos. El exceso de confianza en la forma de aumentar el tamaño de la apuesta, apostar sin suficiente investigación o cualquier otra trampa puede hacer que te destruyan muy rápido cuando el péndulo se mueva al revés. Cíñete a tu estrategia, mantén la calma y trabaja hacia el objetivo final: la rentabilidad a largo plazo. El trabajo duro vale la pena, manténgalo así.

Al perder

Cuando nos enfrentamos a un momento difícil, con resultados que no van bien, puede ser difícil mantener la cabeza fría. Esto es cierto para la mayoría de las personas, pero es imprescindible para convertirse en un apostador rentable. Ahora, si entendemos la varianza, esto debería ser más fácil de aceptar. Después de todo, es probable que suceda, ¿verdad? Bueno, lo es, pero el peligro radica en otra cosa. No es inusual escuchar a los apostadores hablar sobre sus rachas no tan buenas y escribirlo todo en forma de variación. Puede que sea cierto, pero también puede que no lo sea.

Es importante poder reconocer los dos escenarios diferentes por lo que son. Si bien está en una mala racha, es fácil culpar a la variación de todo, incluso si la verdad es que las apuestas no fueron rentables para empezar. Ser honesto contigo mismo es clave. Las campanas de alarma realmente deberían sonar si te ves apostando en diferentes deportes, ligas, partidos, mercados o lo que sea que sueles hacer; da un paso atrás y analiza si lo que estás haciendo realmente es rentable o no.

Al final del día, el peligro de la variación, tanto al ganar como al perder, se resuelve tan solo con una cosa: comprender verdaderamente que las apuestas deportivas son un viaje largo, y los resultados sobre decenas o incluso cientos de apuestas no vale la pena sacar conclusiones finales. El juego mental de las apuestas es difícil, pero nuevamente, el trabajo duro y la determinación es lo que vale la pena.

Volver arriba


Oscar es un gran entusiasta del fútbol que ha trabajado como reportero de fútbol y periodista por casi quince años. Con raíces en Colombia pero criado en Suecia, posee un amplio conocimiento acerca del fútbol de diferentes partes del mundo. Oscar ha trabajado como periodista, reportero, entrevistador, comentarista y ha participado en varios programas de televisión web sobre fútbol y entrevistado a las principales personalidades del fútbol sueco, como Zlatan Ibrahimovic, Henrik Larsson, Sven-Göran Eriksson y el ex presidente de la UEFA Lennart Johansson. Oscar también ha asistido a varios torneos y ha estado en tres Copas del Mundo, dos Campeonatos de Europa y dos Copas América. No pasa mucho en el mundo del fútbol, sin que Oscar se entere o escriba sobre ello, y su larga experiencia viendo equipos y partidos lo convierte en un gran elemento para nuestro equipo de apuestas.

Páginas Conocidas

Artículos Relacionados